Britanicos perdieron la fiebre olimpica

(EFE) — Una encuesta hecha pública este jueves revela que 100,000 británicos menos practican deporte con regularidad casi un año después de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El estudio de Sports England, un organismo dependiente del Ministerio de Cultura, Medios de Comunicacion y Deporte del Reino Unido, refleja que 15.3 millones de británicos practicaban deporte en abril de 2013.

Unos 100,000 británicos menos respecto a los 15.4 millones que lo hacían un año antes cuando el país fue anfitrión de los Juegos Olímpicos.

Los responsables del organismo defienden que el impulso del deporte entre los ciudadanos, uno de los principales objetivos que se marcó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuyo lema fue "inspirar a una generación", se ha cumplido, dado que las personas que practican deporte regularmente son 530,000 más que en 2011, explicó un portavoz de Sports England al diario británico The Guardian.

El responsable de Deportes de la oposición laborista, Clive Efford, subrayó por su parte que "debería haber un incremento significativo de la participación después de los Juegos Olímpicos" y consideró que "no es aceptable explicar estas cifras diciendo que ha sido un invierno especialmente frío".

Uno de los descensos más pronunciados en cuanto a participación lo sufrió el futbol, con 258,600 practicantes menos que hace un año.

Un portavoz de la Federación inglesa de futbol (FA) señaló que el resultado del estudio es "sorprendente y preocupante" y consideró que los datos "no reflejan la tendencia a largo plazo" respecto a la práctica de ese deporte.

"Vamos a tomarnos un tiempo para trabajar junto con Sports England para entender completamente estos resultados con mayor detalle", apuntó el portavoz, que subrayó además que ha sido un invierno "excepcionalmente difícil" para la práctica del deporte debido a la meteorología.

Deja tus comentarios

Colocar un comentario como invitado

0 / 300 Restricción de Carateres
El texto debe estar entre 10-300 caracteres
terminos y condiciones.

Gente en la conversación